Inhibidores

Inhibidores de Frecuencia

Inhibidores de frecuencia: ¿Qué son y cómo funcionan?

Como inhibidores de frecuencia se conoce a unos dispositivos que cumplen como función principal interrumpir la comunicación entre varios equipos electrónicos como teléfonos móviles, localizadores GPS, entre otros.

Estos aparatos tienen la particularidad de que pueden ser de diferentes tamaños y su proceso de funcionamiento no es tan complejo como parece, pero la legalidad que tiene su uso es otro asunto que se debe tener en cuenta para evitar posibles sanciones o multas, pues en muchas localidades su uso está prohibido.

¿Qué es un inhibidor de frecuencia?

Qué es un inhibidor de frecuencia

Como ya te mencionamos anteriormente, los aparatos inhibidores de frecuencia son equipos que tienen como finalidad evitar que la comunicación por radiofrecuencia se lleve a cabo de manera efectiva.

Como el bloqueo de las señales de dichos equipos es un proceso muy complejo, la mayoría de estos dispositivos se encargan de impedir dicha comunicación a través de la introducción de una frecuencia que provoque ruido o envíe a la banda mucha información inútil, pues es una forma efectiva de lograr la meta establecida.

Estos aparatos pueden encontrarse con facilidad en el mercado actual o se pueden elaborar en casa, decisión que depende directamente de los usuarios y las necesidades que tienen de inhibir la frecuencia GSM con la que trabaja un teléfono móvil o cualquier otro dispositivo de esa índole.

¿Cómo funcionan los inhibidores de frecuencia?

Cómo funcionan los inhibidores de frecuencia

Cualquier equipo que inhiba frecuencias funcionan estableciendo una interferencia fuerte en el proceso de comunicación de dos o más dispositivos. Interrumpen radares de velocidad, redes móviles, GPS, Bluetooth, infrarrojos de cámaras, entre otros.

Aun cuando estos dispositivos se utilizan con distinta finalidad, todos trabajan de forma sencilla, pues utilizan un circuito que se encarga de generar una señal o un ruido específico. También cuentan con una etapa de ganancia que proporciona una gran potencia a la señal, así como varias antenas que se encargan de transmitir lo que se ha generado en la placa.

Dependiendo del tipo de frecuencias que barren estos inhibidores es el tamaño o dimensiones que tiene el dispositivo, pues puede ser muy pequeño para casos puntuales o del tamaño de una maleta, en el caso de necesitar un bloqueo de señales mucho más elevado.

Estos aparatos pueden inhibir una o varias señales de radiofrecuencia, con un alcance diferente, que puede ser desde unos pocos a más de un kilómetro.

El inicio de uso de este tipo de equipos es bastante antiguo, pues se remonta aproximadamente a la Segunda Guerra Mundial, donde tanto los nazis como sus enemigos realizaron acciones de interrupción en las comunicaciones del enemigo, a través de equipos que interferían en las frecuencias de los dispositivos de comunicación.

¿El uso de los inhibidores de frecuencia es legal?

Debido a que el uso de los aparatos que inhiben la frecuencia no es tan amistoso, algunas autoridades de diferentes naciones se vieron en la obligación de tomar partido al respecto, regulando la forma como se utilizan estos equipos.

Respecto a este tema, el Ministerio del Interior de la nación, a través de la Unidad Central de Seguridad Privada, indica que sí se pueden usar inhibidores de frecuencia, pero solo por parte de las Administraciones Públicas autorizadas y los Cuerpos o Fuerzas de Seguridad del Estado.

Esto quiere decir que cualquier ciudadano que haga uso de estos equipos sin pertenecer a alguna de esas estancias están incurriendo en un delito, pues para eso se necesita de forma obligatoria la autorización de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones.

Si esto llega a ocurrir cualquier persona afectada por el uso de estos equipos de manera ilegal puede hacer una denuncia y los órganos competentes se encargan de tomar las acciones legales que sean pertinentes al caso.

Con esto queda totalmente claro que solamente las Fuerzas de Seguridad del Estado están autorizadas para usar inhibidores de frecuencias y quienes lo hagan de manera ilegal se arriesgan a sufrir las sanciones que establece la Ley General de Telecomunicaciones.

En este punto pueden pagarse multas desde 500 mil euros en casos de faltas graves, hasta 20 millones de euros si el delito cometido se considera como muy grave.

Es importante que sepas que no solamente España prohíbe el uso de inhibidores de frecuencia, pues la ley abarca todas las naciones que pertenecen a la Unión Europea.

También en Estados Unidos reguló la utilización de estos equipos, mientras que existen países que los han empleado como mecanismo de protección o para impedir el proceso de comunicación por radio desde otras naciones.

¿Cómo es entonces la venta de estos aparatos?

No es necesario que seas un experto usando internet para ingresar en tiendas en línea que venden inhibidores de frecuencia, sin necesidad de visitar páginas de China.

En el mercado digital actual consigues estos equipos de diferentes tipos y con precios muy variados, aun cuando su uso está totalmente prohibido. ¿Entonces sí se pueden vender? Bueno, en ese caso las leyes no están claras aún; sin embargo, la normativa del continente es muy clara: no es legal su importación, comercialización e instalación en cualquier país de la Unión Europea, excepto los casos de organismos de seguridad.

En este aspecto, un informe de la policía hace mención a la Secretaría de Estado, la cual establece que existen algunos equipos exentos de la aplicación de la ley sobre el uso de inhibidores de frecuencia, como los que se emplean en actividades que se relacionan con la defensa del país, la seguridad pública, del Estado, así como las acciones ejecutadas por el Estado en materia de derecho penal.

A pesar de todo lo expuesto anteriormente, la compra de estos dispositivos a través de internet es un proceso que resulta realmente sencillo, pues solo necesitas tener disponible el dinero necesario para ello.

Por ejemplo, en espiando.es puedes conseguir un catálogo extenso de aparatos inhibidores de frecuencia legales, como mantas inhibidoras, ya que no afectan al espectro radioeléctrico, por lo tanto son legales.

Incluso en otras tiendas en línea encuentras información en la que plantean que el uso de estos inhibidores es totalmente legal para evitar el desarrollo de actividades ilícitas, especialmente en aquellos sitios en lo que no es necesario o está restringido el uso de equipos de telefonía móvil o cualquier otro que trabaje con radiofrecuencia.

En estos casos los propietarios de los equipos y usuarios del espacio son conscientes que no tendrán comunicación por telefonía o Wi-Fi durante el tiempo que dura la actividad a la que están asistiendo.

Un ejemplo claro de esto es la presentación de pruebas o exámenes universitarios, asistencia a la iglesia, el teatro, algunos auditorios, instituciones de índole gubernamental, ayuntamientos, entre otros lugares en los que no se permite el uso de teléfonos móviles porque pueden hacer interferencia con los sistemas de sonido y las comunicaciones necesarias para la actividad.

Estos inhibidores han resultado muy útiles para muchos profesores universitarios porque evitan que los estudiantes puedan usar pinganillos o chuletas electrónicas con las que copiar en las pruebas. De esa manera no corren riesgos a la hora de evaluar el conocimiento de los estudiantes.

Entonces, para que no exista ningún tipo de comunicación por radiofrecuencia en el aula se solicita a los estudiantes que apaguen sus teléfonos móviles y se usa el inhibidor de frecuencias que se encarga de hacer un escáner completo del área para identificar cualquier tipo de señal e interrumpirla de manera rápida y segura.

Cuando el rango de acción que ejerce cada tipo de inhibidor está controlado de forma correcta, solamente unas zonas específicas quedan totalmente fuera de cobertura.

Es más, en esas tiendas electrónicas encuentras afirmaciones como que son partidarios del derecho que tienen todos los ciudadanos a aislar una zona o lugar de su propiedad para evitar que las señales de radiofrecuencia se activen y puedan establecer comunicación con total libertad.

De esa manera, si quieres que en el interior de tu vivienda u oficina no haya cobertura de telefonía móvil, localizadores GPS o cualquier otro dispositivo de esa índole, tienes la alternativa de optar por un inhibidor de radiofrecuencia para decidir cuándo sí y cuándo no activar este servicio en su propiedad.

Eso sí, no se debe dejar a un lado la importancia que tiene el uso de estos equipos solo en tu vivienda o cualquier otro recinto de tu propiedad, sin que eso ocasione algún tipo de molestia a los vecinos, pues en ese caso corres el riesgo de ser denunciado por ello.

Es evidente que estas tiendas hacen mención directa a los beneficios que puede proporcionar el uso de estos aparatos, pero ocultan claramente que es algo totalmente ilegal, pues solo las instituciones de seguridad pueden emplear este tipo de equipos.

Así, por más argumentos que mencionen para defender los derechos de las personas a aislar la frecuencia de sus propiedades, en realidad controlar el efecto que tienen estos equipos es muy difícil y siempre pueden afectar a todas las personas ubicadas alrededor de la propiedad en que se usan.

¿Por qué se prohibieron el uso de los inhibidores de frecuencia?

Por qué se prohibieron el uso de los inhibidores de frecuencia

Los inhibidores de frecuencia son equipos con tecnología avanzada que se han utilizado desde hace muchos años con diferentes objetivos, algunos de los cuales son indebidos, por lo que las autoridades se han visto obligadas a tomar partido.

Y es que estos aparatos pueden ser muy útiles y efectivos para proteger propiedades completas de la activación de artefactos explosivos de manera remota, por ejemplo, pero también han sido usados con fines indebidos, aun cuando los usuarios no sean conscientes de ello.

Uno de los ejemplos de esto es el uso de los inhibidores de señales en las universidades, actividad que se popularizó hace algunos años en las casas de estudios superiores de Valencia, Oviedo, Zaragoza, Sevilla, entre otros.

¿Por qué ocurrió esto? Porque muchos estudiantes estaban utilizando dispositivos electrónicos con tecnología de comunicación avanzada para copiar en los exámenes, tales como los pinganillos que se introducen en los oídos de manera discreta y permiten a otra persona fuera del aula proporcionar las respuestas de las pruebas.

Ante esta situación, muchos profesores e incluso facultades completas tomaron la decisión de usar los inhibidores de frecuencia durante la aplicación de los exámenes, con el fin de evitar que se estableciera algún tipo de comunicación con el exterior.

Sin embargo, aun cuando esto resulto de gran utilidad, se presentaron varios problemas, como el hecho de que el mecanismo de acción de estos aparatos no se puede controlar, por lo que su potencia produjo afectaciones y molestias en otros estudiantes y profesores que no estaban presentes en las aulas donde se hicieron los exámenes.

Aunado a esto, interrumpir todas las frecuencias que utilizan los dispositivos móviles es algo que no resultó tan sencillo, en vista de que varían de acuerdo con la empresa operadora de cada móvil. Incluso algunos de ellos se conectaban a través de Bluetooth o una red Wi-Fi, por lo que podían continuar transmitiendo información sin problema alguno.

Usos de los inhibidores de frecuencia

Usos de los inhibidores de frecuencia

Como ya te indicamos, son muchos los usos que se pueden proporcionar a los equipos inhibidores de frecuencia para evitar que se cometan algunos delitos graves. Sin embargo, también se han empleado para cosas indebidas como la ejecución de hurtos o robos en domicilios, comercios, oficinas, entre otros.

En esos casos los delincuentes activan los inhibidores de frecuencia para evitar que las alarmas se activen y envíen las señales de alerta a los dispositivos móviles u ordenadores con los que están vinculados o con la central de operaciones de la empresa de seguridad contratada. Para eso suelen usar inhibidores de las señales de banda 900MHz.

Una de las ventajas que existe al respecto es que la mayoría de las empresas de alarmas y seguridad ya tienen conocimiento de que las redes móviles convencionales son muy vulnerables a intervenciones, por lo que han optado por recomendar a las personas la instalación de redes de cámaras de videovigilancia que se comunique a través de una red fija.

Sin embargo, dicha red también puede vulnerarse cortando los cables por los que se transmite la información, por lo que la tendencia ahora se enfoca en el uso de frecuencias que son súper estrechas y por ello resultan casi imposibles de inhibir o intervenir.

Ahora ya conoces qué son los inhibidores de frecuencia, cómo funcionan y los usos que se les puede proporcionar, tanto positivos como indebidos. Si quieres adquirir uno de estos equipos debes estar muy consciente que no es una acción legal, por lo que corres un riesgo muy elevado de sufrir algún tipo de sanción por parte de las autoridades que rigen la materia.

Aunque la ley es clara en que su comercialización está prohibida, puedes comprar estos dispositivos en la tienda electrónica de tu preferencia, como espiando.es, que cuenta con un catálogo muy amplio de inhibidores de señales, con potencias, tamaños y alcances distintos, que se adaptan a las necesidades de seguridad comunicacional de cada recinto o evento.

Esto es algo que cada usuario hace bajo su propias responsabilidad, por lo que debe hacer frente a las consecuencias legales que el uso de inhibidores de frecuencia pueda acarrearle, tal como el pago de multas con montos muy elevados, así como denuncias por parte de los vecinos.

Suscríbete a nuestra newsletter y no te pierdas ninguna de nuestras novedades
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Envío Gratuito a partir de 60€
Envíos discretos
Devoluciones en 14 días
Asesoramiento profesional
Garantía de 2 años
Soporte postventa gratuito
Te ayudamos a elegir tu producto
Servicio a medida
No hay productos en el carrito.